3 excelentes medicamentos para dejar de fumar ¿los conoces?:

Ya te conté en un artículo pasado sobre 5 dolorosas maneras con las que el cigarro acabará contigo. (Si aún no lo has leído puedes hacerlo ¡aquí!).

Una vez que he expuesto la parte principal del problema que es fumar, justo es que expongamos una parte de la solución.

Todo el mundo conoce algo de los tratamientos más comunes que utilizamos a diario los médicos. Si te vas a analgésicos más de uno sabe de la existencia del ibuprofeno, paracetamol, ketorolaco. Si nos vamos a la presión arterial, está el captopril, enalapril, losartán, metoprolol, y ni qué decir de la tan mencionada diabetes: glibenclamida, metformina y la excelente insulina.

Todas son medicinas para diferentes enfermedades, pero con el cigarro es distinto: la gente lo ubica como un mal hábito (mucha gente), pero ninguno lo ubica como una enfermedad. No se le da tanta importancia como al alcoholismo, porque no te provoca alteraciones de comportamiento como lo haría el alcohol, con imprevisibles consecuencias sociales o familiares.

Pero el tabaquismo es una enfermedad, y por las posibles consecuencias que ya leíste, debe ser curada, pero no es fácil. Más de una persona tiene múltiples intentos fallidos. A otros les va bien desde la primera vez, aunque son los menos. He conocido pocas personas en mi vida que el día que dijeron “ni un cigarrillo más”, cumplieron. Casi todos hablan de una lucha sin cuartel contra el cigarro. Y aunque yo no fumo, por lo que he leído y visto, estoy de acuerdo.

Por esta percepción del tabaquismo la gente no sabe que existen medicinas para ayudar a dejar de fumar (sí, no estás solo) y si lo sabe no sabe los nombres de los productos.

No busques más: yo te los voy a decir.

Tienes en tus manos 3 poderosas herramientas, cada una con sus ventajas y desventajas, como todo (solo los charlatanes que te ofrecen curas milagrosas te hablan de tratamientos que curan todo y sin efectos secundarios, pero aclarado eso, no perdamos el tiempo en ellos).

1.-La famosa terapia de reemplazo de nicotina:

Parches; chicles; inhaladores; tabletas sublinguales. Todas esas posibilidades con un solo objetivo: que tu cuerpo siga recibiendo la dosis de nicotina que necesita para matar las ansias que te van a dar por fumar. Poco a poco irás requiriendo dosis menores hasta que estés como siempre quisiste: sin cigarrillos y sin el tratamiento de nicotina.

Prohibido fumar si estás usando un parche de nicotina. Esas dos cosas no se deben combinar. Puedes combinar el fumar con los chicles, el inhalador, las tabletas sublinguales, pero el parche NO. El parche sí puede combinarse con todo lo demás que contenga nicotina.

2.-Bupropión (Wellbutrin), un antidepresivo que aumenta la dopamina en tu cerebro:

Ya te lo he mencionado: cuando fumas se produce una cantidad muy importante de dopamina en tu cerebro. Ese neurotransmisor es el responsable de que tu cerebro sienta el placer a cada inhalada.

El bupropión lo que haces es que se produzca esa misma dopamina pero sin que fumes.

No todo es perfecto: no lo pueden tomar las personas que convulsionen, ni quienes tengan esquizofrenia, o padezcan bulimia o anorexia. Sin embargo, es uno de las 3 mejores posibilidades para dejar el cigarro. Si a eso le sumas que el fumador puede tener depresión, eso lo hace más atractivo que las otras terapias.

Viene en tabletas de 150 mgs.

Se puede fumar mientras se utilice la medicina.

3.-Tartrato de vareniclina (Champix):

Aprobado en mayo del 11 de mayo del 2006, es de Pfizer.

También aumenta la concentración de dopamina en tu cerebro.

No debería ser utilizado por personas con depresión, esquizofrenia, bipolaridad ni en quien maneje maquinaria pesada.

Hay que estar al pendiente de los cambios de humor del paciente. Si presenta irritabilidad, sueño, o alucinaciones debe suspenderse la medicina inmediatamente.

Viene en tabletas de 0.5 y 1 mg.

Se puede fumar mientras se utilice la medicina.

¡Advertencia a todos los que estén pensando tomar alguna de estas alternativas!:

De nada sirve que te las tomes “a ver qué pasa”. No son la solución principal al problema. Son un apoyo muy importante y está demostrado que el paciente tiene más posibilidades de dejar el cigarro si los utiliza dentro de su plan individualizado.

Me preguntan si se lo pueden poner a escondidas en la comida al fumador, y la respuesta es NO.

Todos los medicamentos te van a decir que para iniciar la terapia anti tabaquismo, el paciente debe estar completamente convencido de que quiere dejarlo y sobre todo porqué quiere hacerlo. Ese paciente está sensibilizado y es terreno fértil para intentarlo.

Está el médico, el tratamiento y la fuerza de voluntad, ¿Qué otra cosa falta para reforzar el intento?:

El área de apoyo psicologico. Todas los hospitales que tengan un área anti tabaquismo cuentan con este módulo. Es indispensable para seguir reforzando la decisión de haber dejado de fumar. Si vas a intentarlo, no olvides preguntar a dónde acudir si es que no te lo hemos propuesto aún nosotros como médicos. Esta área está demostrada como pieza importante también del plan “dejar al cigarro”. No menosprecies el aporte del terapeuta.

Algunas cosas interesantes del tratamiento contra el cigarro:

1.- Lo ideal es que se interrumpa el tabaco al empezar la terapia de reemplazo de nicotina. Una vez que empieces con la nicotina en forma de inhalador, chicles, tabletas o parche, debe suspenderse el cigarrillo. Los síntomas de desesperación, nerviosismo, irritabilidad, entre otros, se manejarán con algún chicle por ejemplo en caso necesario. Si tuvieras que fumar mientras los usas, en el peor de los casos podrías hacerlo.

2.- No debes fumar si estás usando un parche de nicotina. Podrías aumentar las concentraciones de nicotina en tu cuerpo y podrías tener un infarto.

3.-El Champix no debe usarse combinado con ninguna forma de reemplazo de nicotina.

4.-El tratamiento con estas medicinas dura 3 meses. Tres meses en donde estaremos en consulta médica y psicológica, para tratar de llegar a la meta.

Mi opinión como médico: 

Las 3 medicinas mencionadas son buenas opciones. Dependerá de cada paciente y sus enfermedades o factores de riesgo decidir cuál es el mejor para él. Todo tiene pros y contras y para eso estamos nosotros.

No olvides que debes estar convencido a dejarlo y tener muy claro porqué. Olvida tomarlo “a ver si funciona”, estás coqueteando fuertemente con el fracaso.

Ya leíste un artículo con lo peor. Ahora tienes este en donde has conocido una potencial solución.

Aún no hemos terminado con el cigarro, pero por lo pronto ya hemos avanzado.

Acércate a tu médico o si en el sistema de salud donde vives tienen un servicio especializado llamado “clínica de tabaquismo” o algo así, acércate e infórmate.

Es de las mejores cosas que puedes hacer por ti en el año.

Y en la vida. No olvides que el fumador pierde 10 años de la misma. Inviértelos en otra cosa.

Dr. Luis Enrique Zamora.

Tu médico internista.

Puedes dejar tus comentarios y dudas al final del artículo.

Fuente:

Clinical Guideline / Formulary Document Pharmacy Department Medicines Management Services SMOKING CESSATION; Nationatl Health System 2017.

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2017 Luis Zamora Angulo

Médico Internista, expositor, conferencista, docente y ¡blogger!. Ejerzo desde el 2007. Te acercaré a la medicina como nunca antes lo has visto. Lo que aprenderás en mi blog te será útil todos los días. Tal vez no te guste enterarte de todo lo que leas, pero cambiará tu vida, te lo aseguro.

¡Si te gustó comparte!

Dr. Luis E. Zamora

Dr. Luis E. Zamora

Médico Internista, expositor, conferencista, docente y ¡blogger!. Ejerzo desde el 2007. Te acercaré a la medicina como nunca antes lo has visto. Lo que aprenderás en mi blog te será útil todos los días. Tal vez no te guste enterarte de todo lo que leas, pero cambiará tu vida, te lo aseguro.

2 comentarios sobre “3 excelentes medicamentos para dejar de fumar ¿los conoces?:

¡Deja un comentario para la posteridad!

A %d blogueros les gusta esto: