Cómo detectar charlatanes (guía definitiva):

Los engaños están a la orden del día, y el área sanitaria no está a salvo de esto. Como médico una gran impotencia me invade cuando veo tantos y tantos anuncios en donde sé que más de una persona va a caer, con muchas esperanzas de por medio, que al final resultarán vanas,  perdiendo en el camino una cantidad de dinero que podría destinar a otra cosa, así como dejando avanzar enfermedades que en algún momento acabarán en un hospital , tratando los médicos de salvar algo que a veces no tiene salida (la insuficiencia renal por ejemplo terminal: poco tiempo para actuar, y aún haciéndolo, gran riesgo de muerte cuando llegan en acidosis metabólica severa).

Con esta guía, te aseguro que aprenderás a identificar cómo funcionan los fraudes sanitarios y ya no serás el mismo. Vamos entonces; empecemos a abrir los ojos gracias a los siguientes 9 puntos que te voy a mostrar. ¡Charlatanes!, ¡estafadores!, ¡ya no podrán esconderse!.

1.-Lo que ves anunciado “sirve” para todo (o para muchas cosas):

Dolores articulares; dolor de espalda; cáncer; estrés; dolor de cabeza; diabetes; hipertensión; Alzheimer, por citar algunos.

Dicen que lo que tiene muchos usos carece de utilidad específica, y en este caso es cierto.

Desde hace siglos prevalece la idea de dar con el “elixir cura-todo”. Eso no existe hasta el momento. La medicina es tan complicada como la vida misma, y está llena de matices. Nada es blanco o negro. Te puedo decir que lo único que cumple en gran medida esto que la gente busca desesperadamente es el ejercicio, con beneficios a todos niveles para aquel que se decida a hacerlo regularmente.

Por lo demás, todo es un engaño. No hay una sustancia que se “integre en tu cuerpo y arregle muchas cosas al mismo tiempo”.

Olvídalo. Esta es la primer premisa que debes de buscar, y te aseguro que la mayoría de los engaños caerán a tus pies cual vil pila de ladrillos derrumbados.

2.-No es barato:

El segundo punto y que viene a complementar al anterior, es que el precio de algo que suena a un “tratamiento muy novedoso” no es barato, como pasa con cualquier teléfono nuevo que acaba de salir al mercado, sin embargo la diferencia aquí es que el teléfono sabes que te ofrecerá lo último en tecnología, siendo todo lo contrario a estas “terapias” que no han demostrado utilidad alguna y ya te las comercializan como un “enorme” avance en salud. Sí como no…

Por ejemplo: el plasma rico en plaquetas ya es muy popular; lo anuncia todo el mundo (vuelvo a lo mismo) para tratar muchas enfermedades (principalmente de la piel) y las sesiones que se requieren no son dos o tres solamente, con precios que van desde 50 euros por sesión o más. Saca tus cuentas y verás cuanto te cuesta algo que no ha comprobado nada. Un desperdicio.

Asegúrate de que haya terreno blando para que no te vayas a golpear si es que te desmayas, pero si no me crees mira lo que cobra esta clínica en Madrid ¡por sesión!, y mira cómo lo promocionan también para “heridas traumatológicas”, entre otras cosas que hasta el momento carecen de todo fundamento hecho y derecho. La cliniquita se manda la nada despreciable suma de ¡250 euros por sesión!, que no sé en España pero aquí en México es una buena cantidad de dinero (principalmente para algo que no está aprobado como tratamiento.

Si quieres una excelente revisión que te abra los ojos respecto al plasma rico en plaquetas tengo una especialmente para ti. Te recomiendo que lo leas aquí.

Por cierto me encantó la imagen que se ve arriba donde abajo dice “no incluye complicaciones” (ah, bueno).

3.-Te garantizan total éxito del tratamiento:

Nadie en medicina, ¡lee esto bien!, nadie te va a decir que un tratamiento tiene 100 % de probabilidades de curar algo. El cuerpo humano es un misterio y las milimétricas diferencias genéticas entre unos y otros hacen que no todos respondamos al mismo tratamiento, sin embargo la mayoría sí y entonces este se aprueba como terapia para tal o cual enfermedad.

Cuando alguien te ofrezca un 100 % de posibilidades de curación con su “método”, estás ante una estafa con muy alta probabilidad. El camino desde el inicio de un tratamiento hasta la curación y egreso del paciente, puede llegar a ser largo y estar lleno de imprevistos.

Personalmente de mí jamás lo vas a escuchar. El buen profesional es bastante prudente. Medicina o la salud no es buen terreno para fanfarronear.

4.-Te dicen que los tratamientos médicos tienen “severos efectos secundarios” y promueven para una enfermedad remedios “naturales”:

Claro que las medicinas tienen efectos secundarios pero te aclaro unas cosas:

-Distan mucho de ser tan satánicos como te los menciona por ejemplo la imagen de arriba.

-No son frecuentes. Todo lo que lees en “efectos secundarios” cuando revisas alguna medicina se tiene que poner por ley, pero nada más. Presentarlos es raro, si se selecciona sobre todo al paciente adecuado.

Cuando te presenten ese argumento, quítale a quien te lo haya dicho un 50 % de credibilidad, combínalo con los demás que van mencionados hasta ahorita y habrás salido triunfante dejando atrás un mundo de mentiras y engaños en el que tu vecina o algún conocido continuará.

5.-Te dicen que te apliques todo lo que te ofrecen pero sin abandonar tu tratamiento médico:

 

Si te quieres reír un rato, no dejes de ver este video, en donde verás los “beneficios increíbles de Pilz, el hongo michoacano”. Si de repente te da pena ajena por ponerte en lugar de la presentadora o las dos o tres personas que salen dando “testimonio”, no te culpo. Si fueran familiares míos ya me hubiera cambiado de planeta.

Este y otro que por ahí anda son muy claros: no suspendas tu tramiento médico a menos que tu doctor lo indique. Como te puedes dar cuenta, qué fácil, no se arriesgan a que algo te suceda pero si llegas a sentirte “mucho mejor”, es por el brebaje. Las ganan de todas todas. Recuerda: si no se encarga por sí solo de tu enfermedad, es un fraude. No se vale que te lo vendan a precio de oro y solo sea un “complemento”. No caigas.

Si te sobra el dinero y quieres gastar unos 1,800 pesos en esto, te darán aproximadamente 5 botellas que te servirán para 3 cosas: para nada, para nada y para nada.

6.-Tienen la mente llena de teorías de conspiraciones empresariales-gubernamentales:

Aunque te rías, esto es toda una realidad (pequeña pero real): hay una minoría de gente que cree que porque ya estamos en el siglo XXI y hay smartphones, aterrizamos en Marte , y los hospitales en sus unidades de cuidados intensivos parecen tableros de naves interestelares súper avanzados, esto quiere decir que la medicina ha avanzado tanto, que ya existen las curas contra las enfermedades como el cáncer, la diabetes, el alzheimer, etc.

Es demasiado e imposible. Tenemos menos de 100 años de avances reales, (específicamente menos de 70), que han impactado muchísimo en nuestras vidas. Entre los antibióticos y los avances de tratamiento y prevención en enfermedades cardiovasculares, se ha elevado la expectativa de vida en México a 77 años, y en otros lugares como Japón, se exceden los 80 (en 1935 el promedio de vida era de ¡35 años!).

La medicina está dejando la infancia apenas, nada más.

Si quieres leer mi opinión sobre este controvertido tema, lo puedes encontrar en este artículo que escribí hace tiempo titulado: “La cura contra el cáncer, la diabetes y mil enfermedades más”. Ve por un café, tómate 5 minutos y que te diviertas.

7.-Son antivacunas:

Hay acciones o comentarios que hacen que de inicio descalifican ante nuestros ojos a quien tenemos enfrente. La viruela no se fue porque le dimos lástima ni la poliomielitis tampoco. Los casos de sarampión son mucho menos que hace décadas, pero ha habido nuevos brotes en lugares donde la resistencia a la vacunación motivada por estas personas tiene mayor presencia (el año pasado en Rumania, por ejemplo).

Por supuesto cuando se dan estas noticias ellos niegan que sea culpa suya y luego continúan. Un cuento de nunca acabar.

En el momento en que leo o escucho que alguien niega la vacunación que tantos beneficios nos ha traído bloqueo mi mente, me salgo de la página, le cambio de canal o cambio la conversación.

Este tipo llamado Alex Backman, que ha ganado notoriedad por su supuesta “predicción”del sismo que azotó a México, es un explícito antivacunas, lo cual ya sabes qué me hace pensar de manera inmediata.

Una página o persona que ofrezca un servicio de salud y es antivacunas no es ética, y no es seria, déjala inmediatamente.

8.-Dicen que las bacterias no provocan enfermedades:

Date una vuelta por cualquier hospital para que veas porqué viven las personas de más de 60 años cuando tienen neumonía: por los antibióticos que utilizamos. A quienes afirman que las bacterias no provocan enfermedades, cuando les he preguntado entonces a qué se debe que una persona tiene fiebre, dificultad respiratoria, y expectoración (flemas), salen con una explicación de un desequilibrio psicológico que bla bla bla bla (me fugo, no tiene caso). Con mucha seguridad preguntan porqué si las bacterias provocan enfermedades no estamos todos enfermos (creo que han de tener la idea de que debe haber algo parecido a un apocalipsis zombie), como la persona que tiene neumonía.

Ha de pasar lo mismo que cuando en una calle roban solo una casa y las demás no: no existen los ladrones porque no robaron todas. Un muy estúpido argumento.

Cuando entres a un sitio de internet donde te mencionen que las bacterias no provoquen enfermedades escapa inmediatamente, y mucho menos recibas “atención” de alguien que pregona esto. Si la situación es crítica, te despedirás de este mundo.

Mejor transmito en vivo.

9.-Hablan muy bonito pero no aterrizan nada:

Demasiada palabrería hueca y sin sentido, que para oídos sin experiencia en la medicina resulta un canto de sirena, (muy bello pero con todo el riesgo inminente de estrellarse con las rocas). Por citarte algo, qué te parece: “como la vida se inició en el agua, entonces beber agua de mar puede curar el cáncer”. Esta información como te puedes dar cuenta es muy ambigua, no lleva a ningún lado. En cambio, yo te puedo decir que si alguien llega a urgencias con un coma diabético habrá que realizar una gasometría arterial para ver si hay acidosis, y prepararía una infusión de insulina con una dilución de 50 unidades internacionales de ella con 50 cc de solución salina empezando a pasar a la dosis de 0.1 UI x Kg. ¿Hay diferencia?. Mucha.

Sí, yo también pienso lo mismo que tú en este momento. Cuando encuentres información que raya en ser la solución y te la expresen de manera vaga, sal inmediatamente de ahí. Es una tontería.

Conclusión:

Ha estado bueno esto, ¿no?. Ya tenía muchas ganas de escribir sobre este tema y ha sido un excelente ejercicio. Estos son los puntos clave para que aprendas a identificar un engaño publicado o fraudulentas actividades de quienes ofrezcan servicios médicos o procedimientos de salud. Hay otros ejemplos como los métodos para perder peso milagrosamente. Si te suena fácil y sin esfuerzo es mentira.

Si aprendes te ahorrarás riesgos y dinero, tal y como yo lo he hecho a lo largo de mi vida.

Este ha sido uno de los mayores beneficios que me ha traído la carrera de medicina: no ser estafado. Veo en internet tantas cosas, que mi risa está garantizada todos los días.

Espero que la tuya también, después de leer este artículo.

Y ahora, tu examen final:

¿Fraude o confiable?.

Ya ves, pensamos exactamente lo mismo.

Me despido dejándote esta imagen que explica todo esto que está pasando actualmente:

Más de acuerdo no puedo estar.

Dr. Luis E. Zamora.

Médico internista.

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2017 Luis Zamora Angulo

Médico Internista, expositor, conferencista, docente y ¡blogger!. Ejerzo desde el 2007. Te acercaré a la medicina como nunca antes lo has visto. Lo que aprenderás en mi blog te será útil todos los días. Tal vez no te guste enterarte de todo lo que leas, pero cambiará tu vida, te lo aseguro.

¡Si te gustó comparte!

Dr. Luis E. Zamora

Dr. Luis E. Zamora

Médico Internista, expositor, conferencista, docente y ¡blogger!. Ejerzo desde el 2007. Te acercaré a la medicina como nunca antes lo has visto. Lo que aprenderás en mi blog te será útil todos los días. Tal vez no te guste enterarte de todo lo que leas, pero cambiará tu vida, te lo aseguro.

2 comentarios sobre “Cómo detectar charlatanes (guía definitiva):

  • el 28 septiembre, 2017 a las 15:11
    Permalink

    Excelente tema como es posible que con el famoso hongo michoacano se haya curado la artritis la señora esta del anuncio se pasan de verdad y ya luego se andan quejando en los hospitales y como siempre la culpa de los medicos cuando son ellos quienes no se atienden a tiempo… es como el caso de la diabetes que tambien los pacientes dejan de tomar los medicamentos por consumir remedios naturales y ya cuando estan en fase de amputacion. No aceptan en ocaciones terminan falleciendo y como siempre se van en contra de los medicos los familiares saludos doctor

    Respuesta

¡Deja un comentario para la posteridad!

A %d blogueros les gusta esto: