mar. Jul 16th, 2019

¿Puedo usar la copa menstrual en lugar de una toalla femenina?:

¿Es momento de dejar toallas femeninas y tampones?…

Ayer en mis azares en internet encontré algo, una imagen que llamó mi atención: hablaba de una copa vaginal para ahí recolectar el flujo menstrual de la mujer que la usara. Honestamente ignoraba que eso existiera, (como ya sabrás a estas alturas ginecología no es mi especialidad y no estoy familiarizado con muchos aditamentos que existen para ese nicho) y me di a la tarea de revisar el tema. La imagen (que es la primera que aparece en este artículo al comienzo), era muy buena. La compartí en la página que conoces en Facebook y aparecieron algunos comentarios donde se mencionaba la experiencia de unas y las dudas de otras. Me dio mucho gusto darme cuenta de los alcances de internet de nuevo.

Pasada la etapa del reconocimiento, puse manos a la obra para analizar médicamente para ti este dispositivo. ¿Es bueno?; ¿Tiene estudios que demuestren efectividad y seguridad?. Y entonces como debe ser, me informé y esto es lo que te puedo decir:

El dispositivo tiene un costo que va desde los 25 a los 30 dólares americanos. De inicio más caro que una toalla femenina o un tampón pero a la larga, al ser reusable y con una vida promedio de 5 años de uso, sin duda es más barato.

Desde el 2010 aproximadamente empiezan a aparecer los vestigios de información en internet sobre tal copa.

Se hace mucho énfasis en que al dejar de usar las toallas y tampones femeninos el impacto ambiental sería muy positivo: menos contaminación y foco de infecciones.

Los comentarios de muchas mujeres son positivos. Algunas hablan de rareza en la primera aplicación pero con el tiempo y práctica todo fluye cada vez mejor.

Hay de diferentes tamaños. La más chica puede almacenar desde 10 a 12 mls lo que supera por lo general el flujo menstrual y puede cambiarse a tiempo sin problemas.Las más pequeñas se recomiendan para mujeres sin vida sexual aún o que no hayan tenido hijos vía vaginal. En caso contrario una más grande para ese “cuello de la matriz” ya más flexible.

El sitio del fabricante www.divacup.com ofrece “12 horas continuas de protección, comodidad y etc”. Y ofrece un video demostrativo de 1:20 segundos de duración.

Un dispositivo nuevo, que va enfocado a un público ansioso de probar cosas nuevas y más cómodas que lo que ya existe y a un precio no descabellado.

Ahora, una vez aterrizado esto debes leer lo siguiente: ¿Hay estudios que demuestren la eficacia y seguridad de la copa menstrual?. Te sorprenderá (como a mí) saber que casi nada. Lo único que encontré fue un estudio hecho en África en donde se evaluó su seguridad en mujeres de edad escolar en Kenya. Jovencitas entre 14 y 16 años en su período menstrual. Un total de 604 participantes.

El estudio reporta que no hubo ningún tipo de daño a la salud para ellas y la experiencia fue buena. No hubo datos que indicaran alto riesgo de choque tóxico (véase más adelante), y quedó como una posibilidad al futuro. Eso es lo bueno. ¿Y qué no es tan bueno?: Primero que no hay prácticamente estudios de este tipo. Aún no se obtiene la experiencia necesaria con un número adecuado de participantes. Este, con 604 es un comienzo, insuficiente para establecer nada. Hay que esperar más estudios, metaanálisis, etc.

Ok, no hay estudios: ¿Qué dice el gobierno? (Al menos el de México):

La COFEPRIS (Comisión Federal para la Protección de Riesgos a la Salud) en México, en febrero del 2016 emitió un comunicado donde establece que es un producto clase II, es decir, está hecho de silicona o látex y puede llegar a introducirse en el cuerpo humano. Niega la existencia de evidencia alguna que avale el uso de este producto y recomienda que NO sea utilizado.

Un año después, hay una nota de un periódico en México en donde insisten en que la gente lo utiliza A PESAR de las advertencias de la COFEPRIS. http://www.jornada.unam.mx/2017/01/29/sociedad.

Mi conclusión y opinión como tu médico internista: No hay evidencias sólidas médicas que justifiquen su utilización de forma generalizada. Peor aún, en México no hay aprobación gubernamental, así que no debería usarse. No hay estudios que garanticen a mediano o largo plazo la seguridad de la copa vaginal. Eso no quiere decir que no puedas utilizarla o que sea mala. Hay que tener precaución al hacerlo. Si decides continuar utilizándola es tu decisión y nadie puede obligarte a lo contrario, pero no lo recomiendo.

En el pasado, hubo muchos casos de una enfermedad llamada “Choque Tóxico”, provocada por una toxina producida por una bacteria llamada Estafilococo dorado, que se presentaba principalmente en las mujeres que usaban tampones, lo que hizo se recomendaran mayores medidas de higiene para ellas y las compañías manufactureras tuvieran que colocar en dicho producto el aviso de posible riesgo de dicha enfermedad. Sí, muchas mujeres en aquel entonces murieron.

Hoy, los materiales de las copas son de silicona por lo que la colonización bacteriana no se da para pensar en tan grave consecuencia, ciertamente. Si hubiera encontrado datos que me indicaran lo contrario, sería el primero en apoyarla y salirme de lo establecido: toallas femeninas y los tampones, pero viendo lo anterior, creo que aún deberías continuar con una u otra de las alternativas que ya conoces. Es muy factible que por el poco tiempo que permanece en vagina no haya consecuencias, pero no hay manera de saberlo. Si deseas usarla aún a pesar de esto, mantente atenta ante cualquier anormalidad y acude con tu ginecólogo inmediatamente.

La copa vaginal hay que verlo como un avance para ustedes como mujeres que busca darles comodidad. En el momento en que haya evidencia suficiente respecto a la seguridad, ya le daremos otro lugar, mientras tanto, no la recomendaría plenamente aún, al menos no de primera instancia. Asegúrate que su uso esté aprobado en tu país. En México no lo está.

Y no, los artículos o testimonios o textos de las páginas en internet que lleven en el navegador nombres que hagan alusión a “menstrualcup”; “mcup”; “copamenstrual”, etc. No sirven como evidencia para asegurar nada, porque son los que las venden o distribuyen. Hay que esperar. Posiblemente sea el futuro, pero como tal, aún no llega.

Déjame un comentario, ¡dale vida al blog!.

Dr. Luis Enrique Zamora Angulo.

Tu médico internista.

Fuentes:

Juma, J. Et al: Examining the safety of menstrual cups among rural primary school girls western Kenya: observational studies nested in a randomised controlled feasibility study;BMJ Open 2017;7.

COFEPRIS: Alerta sanitaria; febrero 2016.

Wikipedia, Pictoline y Google: imágenes.

¡Si te gustó comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *