mar. Feb 19th, 2019

¿Porqué la gente dice que la diálisis hace daño?. 

La respuesta es muy sencilla…

“Doña Mari: los riñones no dan para más, ya no funcionan. Necesita diálisis”.

En tantos años, me apena decir que esta aseveración y la consecuente pregunta que acabas de leer, ya perdí la cuenta de cuántas veces las he llevado a cabo. Lo lamento porque eso significa que hay muchos personas que tienen Insuficiencia Renal Crónica (IRC), y por lo tanto este momento que acabo de describir llegará siempre, durante la semana, todos los días, cada mes.

La semana pasada por ejemplo, de los 12 pacientes a mi cargo tenía a 4 con este diagnóstico y todos entraron a esta dinámica. Todos recibieron la información de que la diálisis es un procedimiento en donde se coloca un catéter dentro del abdomen de donde sale la mitad y esa mitad de afuera se conecta a una bolsa que contiene un líquido especial para “jalar” esas toxinas y luego saldrá por otra parte del catéter directo a otra bolsa que se llenará con él (ese líquido obtenido se desecha).

No voy a hablar de qué es la insuficiencia renal en este momento. Me enfocaré en contestar la pregunta que he realizado. Estoy seguro que al final del artículo te habrá quedado muy claro el grave error que existe en las personas acerca de la diálisis peritoneal: que cuando se hace, al paciente le queda poco tiempo de vida.

El descontento se apodera de sus rostros, tanto de la familia como del paciente, y la siguiente pregunta es: “¿Y cuánto vive uno cuando le hacen eso?.

O viene este comentario: “A mi papá se la pusieron y a la semana se murió”.

O qué tal este: “hemos escuchado de un té (células madre, homeopatía, etc.), que regenera los riñones. ¿Podríamos probar?”.

La diálisis se utiliza cuando la función del riñón no da más y se cumplen ciertos criterios en tus exámenes de sangre (esos le corresponde a tu médico decírtelos ya con tus exámenes en la mano). Es un tratamiento de “sostén”, que nos permite eliminar el exceso de toxinas que se acumulan en el paciente porque el riñón ya no puede hacerlo (urea principalmente, como producto de desecho y potasio, que aunque no es de desecho puede acumularse y poner en peligro al corazón, deteniéndose).

La urea que te acabo de mencionar, en general en sangre un adulto sano debe tener hasta 50 mgs, porque el riñón la está expulsando. En quien tiene insuficiencia renal esta llega a cifras elevadísimas de 330, 550 o hasta 620, que es lo más alto que he visto. Para eso se usa la diálisis y la hemodiálisis (tampoco diré en este momento qué es mejor. Es otro tema aparte). Buscamos evitar que la urea en exceso acabe con la vida del paciente. Por eso si la función del riñón no da para más, te recomendaré la diálisis, como a mis otros pacientes.

Si quieres ver qué es la hemodiálisis y la diálisis puedes hacerlo aquí. (La diálisis empieza en en el minuto 3:23 del video).

Aclarado todo entonces ahí te va:

¿Porqué se muere una persona a la que le acaban de iniciar la diálisis?:

Porque tuvo todo el tiempo del mundo para aceptarla antes de que la urea la pudiera en estado crítico, y como no se sentía tan mal, y la información del médico a lo mejor no fue tan contundente, pues dijo: “lo voy a pensar”. Esto se convirtió en días, estos en semanas y esto en meses.

No lo olvides: de manera normal podemos en consulta (ni siquiera hospitalizado) llegar a la conclusión de que un paciente requiere diálisis. En ese instante la persona está en buenas condiciones para entrar al tratamiento, y las alteraciones en sangre nos sirven para proponerle ese paso, pero sin llegar a estar grave, con la vida en juego.

Muchas personas que a tiempo han podido iniciar y que deciden retrasar por la razón que sea (“no estoy seguro”; “quiero otras opiniones”; “mi papá no quiere, doctor, ya lo intentamos convencer”; “si se la ponen ya se va a morir”), al sentirse realmente mal y al borde de la muerte aceptan el tratamiento ante la urgencia, pero…

Todo es un error de percepción:

La diálisis no es magia. Lleva su tiempo para trabajar. La limpieza de las toxinas es lenta, y se requieren múltiples “recambios” (aplicación de las bolsas con el líquido “especial” para barrer las toxinas) para que gradualmente se experimente una mejoría. Hay pacientes a quienes no podemos alcanzar, y pierden la vida, y aquí es donde surge el tan escuchado y equivocado adagio de: “Le iniciaron la diálisis y se murió”.

Yo lo cambiaría por: “Falleció porque NO aceptó a tiempo la diálisis, cuando se la ofrecieron hace meses, o hace un año”.

Debido a este juicio tan simple, hoy muchos ven con malos ojos a la diálisis. Es una total injusticia, te lo aseguro. Esa es la respuesta a la pregunta que escucho a cada rato en mi trabajo, y que tan confundida tiene a la gente.

¿Tú crees que a estas alturas la medicina va a proponer algún tratamiento que sale a un paciente?. Es como cuando a alguien le dicen que ya es obligatorio el uso de insulina porque precisamente los riñones no sirven más y piensa que ya le queda poco de vida. Es exactamente lo mismo: se percibe que la insulina es mala y que se receta cuando “ya no hay nada qué hacer”.

Y algo más:

Por último, algo que también influye en esa percepción errónea, es que la persona con insuficiencia renal tiene mucho más riesgo de morir de un infarto que alguien que no la padece (obviamente hay medicinas para disminuir ese riesgo y mucho); sí por alguna razón el paciente al que le acaban de iniciar diálisis hace un mes o dos muere por un infarto, ¿a qué crees tú que le echarán la culpa?…

Exactamente.

Todo esto que te acabo de explicar se lo digo a mis pacientes. Unos lo entienden, y cambian, otros no. Unos siguen con vida, otros no.

Te corresponde a ti, junto conmigo, salir de este error de percepción.

Salgamos entonces.

¡Comparte!.

De. Luis Enrique Zamora.

Tu médico internista.

¡Si te gustó comparte!

10 pensamientos sobre “¿Porqué la gente dice que la diálisis hace daño?. 

  1. Asi es doctor muy buena informacion ojala y todos los pacientes que tienen IRC lo entendieran y aceptaran los procedimientos como la dialisis lamentablemente no todos siguen las indicaciones medicas dejan pasar tiempo y se presentan en hospitales cuando lamentable mente ya no se puede hacer nada por ellos y es ahi donde buscan culpables en este caso les echan la culpa a Medicos y enfermeras

      1. asi es doctor.es una pena que se nos vaya una vida humana de esa manera y lamentablemente sucede casi a diario en el hospital donde laboro yo y todo por no aceptar la dialisis pero como lo menciono usted es derecho del paciente si no acepta el tratamiento y ahi nosotros como profesionales de la salud nada podemos hacer.

        1. Debemos respetar su derecho aún cuando sepamos el destino que le aguarda. Muy difícil ver a un paciente que se dirige al despeñadero por su propia convicción. La gran mayoría precisamente porque piensa que la diálisis es algo dañino para él, o ella.

  2. Lamentablemente he conocido 3 personas que se sometieron a este tratamiento y ya no estan con vida. Realmente crei que esa era la razon de su partida, ahora gracias a usted se que fueron otras circunstancias. Muchas gracias Dr. Zamora

  3. La famosa “dialis”, que es agridulce para quien la lleva, porque requiere cambios en el estilo de vida, que si ya de por si se han negado a aceptar antes de llegar a este momento, ahora es peor, la depresión y ansiedad que conlleva aceptar la gravedad de la IRC, los procedimientos que te confinan a un espacio cerrado y extremadamente limpio para evitar complicaciones, limitarse de cosas que antes no, o cambiar el estilo de ropa, etc, pero que les da un momento más de vida, que al final es lo que muchos están pidiendo, poder seguir vivos

    1. Claro que se marca un antes y un después en la vida. Es inevitable. La única manera de volver a vivir la vida normal es alcanzando la orilla donde se encuentra el transplante renal. Todos los inconvenientes son menores si se sopesan contra la posibilidad de vivir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *