Menopausia (porque ser mujer no es fácil):

En este momento ya te has dado cuenta, lo sabes de sobra, tanto, que me llevas mucha ventaja: empezaste hace mucho tiempo ya con los síntomas que te avisaban lo inevitable de tu menopausia, y que hoy se presentan en hasta 8 de cada 10 mujeres. Tal vez este artículo lo hubieras deseado antes (unos años previos quizá), y por eso me disculpo. A partir de este momento en que has empezado a leer ya no te abandonará.

Cierta edad tuviste cuando no imaginabas los cambios que ahora ves en ti, que sientes en ti; edad que las jóvenes de hoy con sus ovarios y su ciclo hormonal en plenitud tampoco piensan que vendrán, que existirán tiempos distintos. Para ti y para ellas es este artículo, por favor compártelo. Hoy te hablaré de Menopausia, empezando porque precisamente el 18 de octubre próximo, es el día mundial de la misma.

 

Cuando la producción hormonal empiece a fallar, tu cuerpo empezará a acusar ese descenso en cantidad y empezará a mostrar algunos síntomas, muy molestos por cierto.

Estos síntomas son los llamados “vasomotores”, y consisten en los famosos y odiados “bochornos”, esos que se traducen en la sensación de acaloramiento intenso en la parte superior del cuerpo, que te llegan de repente y son realmente insufribles. Los viviste; tal vez hoy son mejores etapas, pero vaya que los viviste.

También hay sudoraciones nocturnas, y qué decir de los horribles cambios de humor, la irritabilidad y el enojo fácil, o por el contrario, el llanto., estoy seguro que más de una vez no te comprendieron. Lo sepas o no, la menopausia es un espacio abierto para que llegue hasta la depresión, afectando tu vida de formas increíblemente desastrosas. Sobre todo lo que tiene que ver con esto último y la irritabilidad, puede resultar ser una loza muy pesada a cuestas, que no es sencillo de superar.

¿Qué es la menopausia?:

La International Menopause Society  la define como “la ausencia de menstruación (amenorrea), de 1 año ya de duración”. Más allá de los exámenes de sangre, este es el método más efectivo de diagnosticarlo: mirando hacia atrás y contar el tiempo transcurrido.

Este término también es importante juntarlo con el de perimenopausia, que no es otra cosa que todos los cambios que empiezas a sentir en tu cuerpo antes de que se cumpla la definición de menopausia que te acabo de decir, con una duración que va desde los 10 meses hasta 10 años, y una vez que podemos decir que ya tienes menopausia, la perimeopausia abarca un año también después de esa fecha. Recuerda la palabra “peri” (“alrededor de”).

Hablar del diagnóstico de menopausia de manera natural, exige que tengas una edad de 40 años en adelante, con un promedio de edad de 51 años y cuando las cosas se presentan así, no se requiere  la realización de estudios de hormonas en sangre (principalmente una que se llama “Folículo estimulante” -FSH en inglés-).

Cuando la mujer tiene una edad menor a los 45 años y se sospecha la menopausia entonces es cuando recurrimos a complementar el diagnóstico con exámenes sanguíneos.

Las articulaciones y los músculos pueden dolerte, tu vagina resecarse, lo que te puede producir incomodidad o dolor al tener relaciones sexuales, y tu libido (deseo sexual) puede verse disminuida. Todo esto por las cada vez menores cantidades de hormonas en tu sangre; tu cuerpo reacciona así.

Como todo en medicina, hay mujeres que tienen muchas de estas y muy intensas manifestaciones y otras pasan a esta etapa con una gran tolerancia y sin apenas inmutarse. No hay manera de predecir cómo le va a ir a cada quien.

De todas maneras no te preocupes: existen tratamientos, (como te imaginarás), que te ayudarán a combatir los síntomas. Puedes entrar en la mayoría de las mujeres que responden fácilmente, pero no descuides el que puede llegar a ser difícil llevarte a la estabilidad: cada cuerpo es diferente.

El principal de todos estos es lo que se conoce como terapia de reemplazo hormonal, en donde si ya no tienes útero (histerectomía) se dejan solo estrógenos y si aún lo tienes entonces estrógenos con progestágenos. Puedes darte cuenta de la importancia de la valoración del médico. No cometas el error de que porque la menopausia es algo muy común, se vale automedicarse con alguna tableta que a alguna vecina “le haya servido”.

Sé que has escuchado más de una vez, que los estrógenos provocan infartos, y que son “malos”. Déjame decirte entonces que la North American Menopause Society, en este mismo año dice que si eres menor de 60 años o tu menopausia lleva menos de 10 años, se pueden utilizar sin que el riesgo sea mayor que cualquier otra persona.

En mayores de 60 años hay que tener más cuidado porque los progestágenos sí tienden a elevar significativamente el riesgo, pero los estrógenos no. Si te recetan estos últimos no tengas miedo. La terapia de reemplazo hormonal es segura, y es la primera y sólida piedra sobre la que reposa alcanzar la meta de controlar tu menopausia, ya que este tratamiento lo que hace es darle a tu cuerpo las hormonas que ya no está produciendo, haciendo que poco a poco regreses a la normalidad. Lo mismo aplica para el riesgo de cáncer de seno: los estrógenos solos no aumentan el riesgo o es mínimo, y la combinación de estos con progestágenos lo hacen más posible. Sin embargo, tranquila. Tu médico evaluará tu caso y verá cuál te indica, y estarás en seguimiento anual con tu mamografía para detectar cualquier anormalidad a tiempo. Evita satanizar la Terapia de Reemplazo, te lo digo yo si te sirve de algo, en quien espero confíes lo suficiente tras semanas de estarme leyendo.

Si no hay buena respuesta a estos síntomas (¡sorpresa!), se puede utilizar el gran fármaco antihipertensivo (el único) llamado clonidina, para contrarrestarlos. Sí, medicina está llena de sorpresas, y adorables cosas que parecen carecer de sentido. Si no te quedaste a gusto, la clonidina (vuelvo a repetir que nació para controlar la presión arterial), también mostró que disminuía el deseo de fumar. Apuesto que no lo sabías… De nada.

Puede ser que tu vida sexual se haya vuelto un problema, debido al dolor (dispareunia) o la incomodidad al momento del coito. Esto ocurre porque al no haber estrógenos en cantidades suficientes en tu sangre, se resecan las paredes vaginales. Nada que no se pueda resolver a través de la aplicación de los mismos estrógenos pero en forma de crema, aplicada localmente. Estos tienen la ventaja que puede aplicarse durante tiempo indefinido. Son muy seguros y además, si tu pareja utiliza un lubricante (a base agua), no interfiere con la acción de aquellos, aumentando la posibilidad de éxito a este síntoma tan delicado.

Es natural como consecuencia de todo esto que te está sucediendo, que el deseo sexual disminuya. No tiene la culpa ni tu pareja ni tú. La culpa es de ambos si no hacen nada al respecto, y precisamente la primer herramienta que se tienen que utilizar es la ya dicha Terapia de Reemplazo (hormonal, no de la pareja, que quede claro). Si este tratamiento no funciona, entonces posiblemente estarías siendo candidata a utilizar algo que se llama testosterona.

Respecto a los cambios de humor e irritabilidad, si estos son leves, se considera que (¡adivinaste!), la Terapia de Reemplazo Hormonal es más que suficiente para revertirlos, pero si tu médico o yo te diagnosticamos depresión, podemos utilizar un antidepresivo para ayudarte a estar mejor. No olvides también que la terapia emocional es muy importante y una gran herramienta a tu favor para ayudarte a salir de ese estado depresivo.

Médicos del mundo: ¡Advertencia!…

Está completamente prohibido combinar paroxetina y fluoxetina con tamoxifeno, en aquellas pacientes que estén bajo tratamiento para cáncer de mama. Estos antidepresivos disminuyen la eficacia de este último. Lo último que queremos es que el tratamiento principal contra el cáncer vea comprometida su potencia. Esta enfermedad es la prioridad. Escoge cualquier otro medicamento.

¿Cuánto tiempo debo esperar para ver resultados?:

Una vez que te iniciemos tu tratamiento, deberemos esperar 3 meses para evaluar qué tanto te ha beneficiado. En nuestro nuevo encuentro hablaremos qué tal te ha ido con tus bochornos, tu vida sexual, tu estado de ánimo, tus dolores articulares, etc. Los calificarás y en base a eso reajustaremos el tratamiento. Recuerda: no es de la noche a la mañana. Debemos esperar 3 meses, sin embargo, hay otra cosa que tienes que saber, y estar atenta…

La Terapia de Reemplazo puede provocar sangrado vaginal como efecto secundario durante los primeros 3 meses, así que no te asustes. Háblalo con tu médico, y listo. Caso contrario sucede cuando después de 3 meses, inicias con sangrado. Ahí se debe de buscar descartar algo que se llama cáncer endometrial, y cuya manifestación principal es sangrado indoloro. Después de 3 meses de tratamiento, esto es anormal (el sangrado). También mantente atenta.

Si a los 3 meses de iniciada la Terapia de Reemplazo, todo marcha bien, podría ser que te citaran en 6 meses o hasta un año, siempre quedando abierta la posibilidad de acudir en cualquier momento si notas algo extraño.

Conclusión y un mensaje para todas las mamás del mundo:

La menopausia es inevitable, llegará a ti en promedio a los 45 años de edad o antes, con sus consabidos y engorrosos síntomas. Más allá del malestar físico que te generen o emocional, si tienes la información en tus manos acerca de su existencia, y de lo que tienes qué hacer, no demorarás mucho en contrarrestarlos y llevar una vida plena, en todos los sentidos, estoy seguro. La información es poder, espero que este artículo haya contribuido a aumentarlo en tus manos.

No te asustes por los efectos secundarios que se describen de los medicamentos, todos los tienen. Lo importante es que los consumas bajo supervisión médica, es todo. Hablar de que algo te puede aumentar un poco el riesgo de un infarto o cáncer de seno, no es cualquier cosa, hay que seleccionar nada más al paciente adecuado y eso nos corresponde a nosotros.

Por último te debo decir, que a toda mujer que inicie con síntomas de menopausia, se le debe realizar una densitometría ósea (de columna lumbar y de cuello femoral), para establecer por primera vez si hay osteopenia (el hueso tiene menos densidad que uno sano) u osteoporosis, ya que la menopausia aumenta el riesgo de ambas cosas y algo que no queremos que suceda es que por no habernos dado cuenta a tiempo y no tomar medidas, te fractures la cadera o tengas una alteración seria en la columna vertebral.

Por otro lado, también es importante que consumas mínimamente 1.2 grs. de calcio al día en forma de suplemento combinado con 800 Unidades Internacionales de Vitamina “D”, independientemente de los resultados que arroje la densitometría. Toda tu vida deberás estar tomando esos suplementos. No son caros, hazlo.

Ser mujer nunca fue fácil, y la menopausia puede reafirmar eso en más de una mujer. Estoy seguro que cada quien tiene su historia. Es una etapa más, sabes que viene, ten calma y actúa, ya sabes cómo.

Dicen que nada asusta más que aquello que se desconoce.

A partir de hoy, no aplica para la menopausia.

Un saludo.

Dr. Luis Enrique Zamora

Tu médico internista.

Imágenes: Google.

Menopause ( The 2017 hormone therapy position statement of The North American Menopause Society): The Journal of The North American Menopause Society Vol. 24, No. 7, pp. 728-753; 2017.

NICE guideline: Menopause: diagnosis and management; 12 November 2015.

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2017 Luis Zamora Angulo

¡Si te gustó comparte!

Médico Internista, expositor, conferencista, docente y ¡blogger!. Ejerzo desde el 2007. A través de este blog te enseñaré cuan maravillosa es la medicina, y cómo con ella cambiaron y seguirán cambiando nuestras vidas. Las historias que te contaré te acompañarán siempre. ¡Acompáñame en este viaje!.

Autor entrada: Doctor Humano

Doctor Humano
Médico Internista, expositor, conferencista, docente y ¡blogger!. Ejerzo desde el 2007. A través de este blog te enseñaré cuan maravillosa es la medicina, y cómo con ella cambiaron y seguirán cambiando nuestras vidas. Las historias que te contaré te acompañarán siempre. ¡Acompáñame en este viaje!.

6 comentarios sobre “Menopausia (porque ser mujer no es fácil):

    Angélica

    (4 octubre, 2017 -08:01)

    Muchísimas gracias como siempre Dr. Zamora

    Clau Vel

    (4 octubre, 2017 -13:34)

    Excelente doctor!!! Me encanta haberme suscrito al blog, ahora a compartir la información, saludos!!!

    Laura Lopez

    (4 octubre, 2017 -15:06)

    Excelente tema como siempre doc . y muy importante para nosostros como mujeres saludos. creo que ya no me aterrara tanto escuchar hablar de menopausia

      Dr. Luis E. Zamora

      Dr. Luis E. Zamora

      (4 octubre, 2017 -15:23)

      Hay todo un mundo más allá de ella. Bien informados todo se afronta mejor y se puede superar. Un saludo, Laura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *