ANAFILAXIA: La reacción alérgica más GRAVE de todas.

Dentro de nuestro cuerpo suceden cosas increíbles todos los días. Más allá de su perfección, TODOS podemos presentar una grave reacción alérgica que provoque anafilaxia, pudiendo causar la muerte.

“Ana” (“retroceder”) y “phylaxis” (“proteger”), son el prefijo y sufijo que Portier y Richer le dieron en 1902 a la reacción que presentó un 🐕 tras la 2da. dosis de toxina de la planta marina Anémona, debido a la paradoja de que buscando inmunizarlo, le provocaron la muerte…

Esta reacción es AGUDA y potencialmente FATAL. Hay unas células en ti llamadas mastocitos y basófilos que contienen unos “paquetes” de algo llamado HISTAMINA, que normalmente hace su trabajo, pero que si se libera en grandes cantidades…

Provocará que tu cuerpo reaccione enloquecido, afectando múltiples órganos como corazón, cerebro, estómago e intestinos, pulmones y piel.
Es indudablemente una EMERGENCIA médica.

Su diagnóstico no requiere exámenes de sangre. Todo es clínico…

Su causa se debe principalmente a que tu cuerpo reconoció “algo” que entró en ti y lo identificó como “no deseado”, quedando en él la programación de que cuando vuelvas a exponerte a lo mismo, liberará una inmunoglobulina (IGE) en tu sangre, buscando RABIOSAMENTE destruirlo, pero en el camino, esa IGE va y se une mastocitos y basófilos y los obliga a soltar en exceso sus paquetes de HISTAMINA, desatándose el caos. Hay otras sustancias como leucotrienos y prostaglandinas responsables, pero la reina de la culpabilidad es la histamina…

Sin embargo, TAMBIÉN puede desencadenarse la anafilaxia SIN que haya exposición previa (o sea NO mediada por IgE). medicamentos como morfina, hierro dextrán, vancomicina, protamina, pueden provocarla directita y sin escalas…

También, la hay IDIOPÁTICA (no se identifica una causa). Los piquetes de abeja son causa frecuente y los antibióticos son representados principalmente por la penicilina, pero NO es la única. Se estima que 1 de c/ 5000 exposiciones a ella provocan algún grado de anafilaxia.

Si tienes anafilaxia, hay 4 signos fundamentales que se combinarán entre ellos en 9 de cada 10 personas (escoge):

Urticaria, angioedema (imagen), dificultad respiratoria e hipotensión. Los síntomas empiezan en promedio entre 5 y 30 minutos tras la exposición, o incluso antes.

Los síntomas son muy variados: Mareo, desmayo, comezón y ronchas (urticaria), vómitos, diarrea, flujo nasal, disfonía, dolor de cabeza, sensación de “algo” atorado en la garganta, enrojecimiento ocular o nasal, lagrimeo, convulsiones, visión borrosa…

Pero puede haber arritmias, paro respiratorio o cardiaco que pueden tener consecuencias terribles como daño cerebral por hipoxia (baja oxigenación).
Ante una #anafilaxia severa, hasta un 35 % del líquido que corre por tus arterias se escapa, provocando grave hipotensión arterial.

Es causa de muerte descrita en todo el mundo, aunque sí, la mayoría de los casos son de intensidad leve. Por ello, no debe entrar a quirófano nadie que NO tenga porqué hacerlo. Cruzar una calle siempre será MÁS peligroso que NO hacerlo.

El tratamiento es urgente, y va desde oxígeno hasta medicamentos para elevar la presión arterial y por supuesto, litros de solución salina para sustituir el líquido que se está fugando de tus arterias. Si empiezas con síntomas acude inmediatamente al médico, no te la pienses.

No hay manera de predecir si vamos a presentar anafilaxia alguna vez. La manera más directa es haberlo experimentado, identificado la causa y avisar siempre al médico a qué somos alérgicos. Muchos vamos por la vida sin jamás haber presentado nada, y eso no me exenta…

Pensar que un paciente nos haga anafilaxia, es pavoroso para nosotros, porque no respeta edades.
Si se presenta, intentaremos todo para revertirla. Fuimos entrenados para preservar la vida, no para dañarla. Ahora démosle su justa dimensión a las cosas.

Fin.

Dr. Luis Enrique Zamora.

Médico internista.

Fuente: Medscape 2018.

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2018 Luis Zamora Angulo

¡Si te gustó comparte!

Médico Internista, expositor, conferencista, docente y ¡blogger!. Ejerzo desde el 2007. A través de este blog te enseñaré cuan maravillosa es la medicina, y cómo con ella cambiaron y seguirán cambiando nuestras vidas. Las historias que te contaré te acompañarán siempre. ¡Acompáñame en este viaje!.

Autor entrada: Doctor Humano

Doctor Humano
Médico Internista, expositor, conferencista, docente y ¡blogger!. Ejerzo desde el 2007. A través de este blog te enseñaré cuan maravillosa es la medicina, y cómo con ella cambiaron y seguirán cambiando nuestras vidas. Las historias que te contaré te acompañarán siempre. ¡Acompáñame en este viaje!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *