La última tuberculosis (Médico en el tiempo # 3):

Es jueves por la noche, 23:00 hrs., y la ciudad de Toronto, como cualquier otra en el mundo, alberga a cientos de miles de habitantes (2,615,060, para ser exactos). Habitantes con preocupaciones, con sueños, con dilemas existenciales. Muchos de ellos convencidos de ser felices, y otros tratando de encontrar cómo serlo. Gente con una vida, y como todas las vidas de los seres humanos, llena de rituales. El de Kylan Jefferson era sentarse en la terraza de su departamento, con la tranquilidad de la noche, donde podía alejarse de la realidad y meticulosamente pensar, quizás desear.

Reflexionaba constantemente acerca de la vida, de momentos que fueron; de tiempos arcaicos que solo podían asomar de cuando en cuando en un recuerdo, que nunca le alcanzaba para mucho. Pero aunque algunas noches eran generosas, entregando al alma algo más allá del sinsabor acostumbrado, casi convenciéndolo por instantes de que el rumbo establecido de sus días era correcto, la conclusión era la misma, siempre inflexible: no era feliz.

Leer más Sobre La última tuberculosis (Médico en el tiempo # 3):

Médico Internista, expositor, conferencista, docente y ¡blogger!. Ejerzo desde el 2007. A través de este blog te enseñaré cuan maravillosa es la medicina, y cómo con ella cambiaron y seguirán cambiando nuestras vidas. Las historias que te contaré te acompañarán siempre. ¡Acompáñame en este viaje!.

Pulmón moribundo (Médico en el tiempo # 1).

La jornada de consulta en el hospital había sido larga. Tras la salida del penúltimo paciente del consultorio, el médico se tomó un merecido momento y se derrumbó sobre la silla, exhalando largamente tras la inspiración profunda, dejando de lado la pose y el rol que había mantenido continuamente durante toda la mañana, mentalmente al menos se despojó de la bata, puso en orden sus mensajes telefónicos recibidos y sonrió un poco cuando notó que la taza de café estaba vacía, incapaz de ofrecerle un sorbo más como premio al trabajo realizado.

Tras estos minutos de introspección, tomó el expediente que quedaba sobre la mesa, y ante la soledad que había en el consultorio debido a que su enfermera tuvo que acudir a un curso obligatorio en el auditorio del hospital, se puso de pie para abrir la puerta y llamar personalmente al paciente que faltaba. Fue entonces que reparó en el nombre: “Leticia…”.

Leer más Sobre Pulmón moribundo (Médico en el tiempo # 1).

Médico Internista, expositor, conferencista, docente y ¡blogger!. Ejerzo desde el 2007. A través de este blog te enseñaré cuan maravillosa es la medicina, y cómo con ella cambiaron y seguirán cambiando nuestras vidas. Las historias que te contaré te acompañarán siempre. ¡Acompáñame en este viaje!.

Sacrificio pulmonar:

Josefina tenía 84 años, y había llegado al ocaso de su vida, con todo lo que un ser humano podía pedir: un negocio familiar bien posicionado, marchando prácticamente solo y generando grandes ingresos, que había asegurado la vida de las siguientes generaciones.

Una vida ardua de trabajo al lado de José, su esposo, que había muerto hacía 5 años, culminando un matrimonio de más de 50 años, un récord para la posteridad. 4 hijos y 10 nietos, sumados a otros tantos bisnietos conformaban un cuadro con el que muchos soñamos todo el tiempo.

Leer más Sobre Sacrificio pulmonar:

Médico Internista, expositor, conferencista, docente y ¡blogger!. Ejerzo desde el 2007. A través de este blog te enseñaré cuan maravillosa es la medicina, y cómo con ella cambiaron y seguirán cambiando nuestras vidas. Las historias que te contaré te acompañarán siempre. ¡Acompáñame en este viaje!.

5 formas dolorosas con las que el cigarro te matará lentamente:

No hay consejo médico más trillado de algún galeno a cualquier paciente que las siguientes palabras: “tiene que dejar de fumar”. Muchos hasta ni van a consulta porque ya saben que les vamos a decir eso.
Y mira, no te desanimes. Yo no digo que dejar de fumar sea fácil. La dependencia al cigarro no nada más es mental (como pasa con quién se embaraza y de un día a otro lo deja sin problema alguno), sino que hay quien tiene una dependencia orgánica donde tu cuerpo le pide que le des ese cigarro que hará que se libere en tu cerebro la sustancia o neurotransmisor llamado dopamina, el cual te hace sentir el placer a cada inhalación de ese mortal cigarrillo. A mayor cantidad de dopamina mayor bienestar sientes y cuando de repente dejas de fumar al quitarle ese placer de manera brusca a tu cerebro este busca hacerte sentir mal para que no le falte lo que ya le dabas todos los días.

Leer más Sobre 5 formas dolorosas con las que el cigarro te matará lentamente:

Médico Internista, expositor, conferencista, docente y ¡blogger!. Ejerzo desde el 2007. A través de este blog te enseñaré cuan maravillosa es la medicina, y cómo con ella cambiaron y seguirán cambiando nuestras vidas. Las historias que te contaré te acompañarán siempre. ¡Acompáñame en este viaje!.